sábado, 31 de octubre de 2015

Semana de la Ciencia 2015 en el Museo de Dinosaurios

Un año más, la Semana de la Ciencia sirve para acercar y divulgar el conocimiento científico a la sociedad, para la que lógicamente es su destinatario. Una vez más, desde el Museo de Dinosaurios, la Fundación Dinosaurios y el Colectivo Arqueológico-Paleontológico de Salas, han propuesto una serie de actividades encaminadas a satisfacer y provocar el interés por la ciencia a todo tipo de público, sin importar la edad, para cumplir esos objetivos que nos hagan progresar como sociedad.

viernes, 30 de octubre de 2015

Conferencia "El Antropoceno: ¿vivimos en un nuevo tiempo geológico?

Con motivo de la Semana de la Ciencia 2015 se van a desarrollar diferentes actividades que se irán anunciando a lo largo de estos días. Esta conferencia, a cargo de Alejandro Cearreta de la Universidad del País Vasco, tendrá lugar el próximo sábado 7 de noviembre a las 20 horas en Salas de los Infantes.

"Pero si el Antropoceno es una época geológica, ¿cuándo dio comienzo? Los humanos hemos modificado el medio ambiente desde hace mucho tiempo, y las diferentes ideas sobre cuándo pudo comenzar el Antropoceno varían miles de años: pudo producirse con el inicio de la agricultura, por la Revolución Industrial, e incluso en el futuro (ya que los mayores cambios provocados por los humanos seguramente todavía están por llegar)...
Esta propuesta, firmada por 26 miembros del grupo de trabajo, pertenecientes a universidades y centros de investigación de los cinco continentes, y que incluye a Jan Zalasiewicz (Universidad de Leicester, UK) como responsable del grupo, al premio Nobel Paul Crutzen y a Alejandro Cearreta de la UPV/EHU, mantiene que podemos considerar el inicio del Antropoceno como el momento de la detonación de la primera bomba nuclear de la historia que tuvo lugar el 16 de julio de 1945. El inicio de la era nuclear marca el punto de inflexión histórico, pues a partir de entonces la especie humana tuvo acceso a una nueva y enorme fuente de energía, y es, asimismo, un lapso temporal que puede ser localizado dentro de los estratos geológicos utilizando una gran variedad de evidencias geológicas. Esta radiación global de origen humano resume de un modo óptimo las múltiples evidencias de un cambio planetario provocado por nuestra especie que estamos experimentando".
culturacientifica.com

martes, 27 de octubre de 2015

Asier Hilario, director científico del geoparque de la Costa Vasca, en Salas de los Infantes

El pasado viernes 23, dentro de los actos organizados por el C.A.S. dentro de su 40 aniversario, Asier Hilario (director científico del geoparque de la Costa Vasca) ofreció una charla sobre el geoparque de la Costa Vasca. El sábado 24 visitó yacimientos de icnitas de la zona de Lara y el Museo de Salas.
Asier participa cada 15 días en un programa de la ETB1: AZPIMARRA. Se emite en directo, el próximo este miércoles hacia las 16:30 y él interviene unos 15 minutos. Este miércoles hablará sobre nuestro museo, proyectos, yacimientos, etc.

jueves, 22 de octubre de 2015

Jurassic World: Un trailer con otra visión.....

Un trailer de Jurassic World muy de andar por casa. Paleohumor del bueno¡¡¡¡


Conferencia

El viernes 23 de octubre en el Palacio Municipal de Cultura de Salas de los Infantes Asier Hilario (Director científico del Geoparque de la Costa Vasca) pronunciará una conferencia sobre ese mismo Geoparque . No debemos olvidar que hay un proyecto similar al que Asier Hilario va a presentar  que es el Geoparque Sierra de la Demanda, promovido por la Diputac. de Burgos  y que apoyamos desde Salas el Museo, CAS y Fundación.

miércoles, 21 de octubre de 2015

Encuentran evidencias de vida en la Tierra de hace 4.100 millones de años

EUROPA PRESS
El descubrimiento indica que la vida pudo haber comenzado poco después de que el planeta se formó, 300 millones de años antes de lo marcado por investigaciones previas.
Encuentran evidencias de vida en la Tierra de hace 4.100 millones de años. /Stanford-UCLA
Geoquímicos han encontrado evidencia de que la vida probablemente existió en la Tierra hace al menos 4.100 millones de años, 300 millones de años antes que lo marcado por investigaciones previas.
El descubrimiento indica que la vida pudo haber comenzado poco después de que el planeta se formó hace 4.540 millones de años. La investigación se publica en la edición en línea de la revista Proceedings. "
Hace veinte años, esto habría sido una herejía; la búsqueda de evidencias de vida hace 3.800 millones de años fue impactante", dijo Mark Harrison, co-autor de la investigación y profesor de geoquímica de la UCLA (Universidad de California en Los Ángeles).

"La vida en la Tierra pudo haber comenzado casi instantáneamente", añadió Harrison, miembro de la Academia Nacional de Ciencias. "Con los ingredientes adecuados, la vida parece formarse muy rápidamente". La nueva investigación sugiere que la vida existió antes del bombardeo masivo del sistema solar interno que formó grandes cráteres en la Luna hace 3.900 millones de años.
"Si toda la vida en la Tierra hubiera muerto durante este bombardeo, como algunos científicos han argumentado, entonces la vida debió haberse reiniciado rápidamente", dijo Patrick Boehnke, co-autor de la investigación y estudiante graduado en el laboratorio de Harrison. Los científicos habían creído durante mucho tiempo que la Tierra estaba seca y desolada durante ese período de tiempo. La investigación de Harrison y su equipo está demostrando lo contrario.
"La Tierra primitiva no era ciertamente un planeta en ebullición seca infernal; vemos que no hay absolutamente ninguna evidencia de ello", dijo Harrison. "
El planeta fue probablemente mucho más parecido a lo que es hoy de lo que se pensaba". Los investigadores, dirigidos por Elizabeth Bell - una erudita postdoctoral en el laboratorio de Harrison - estudiaron más de 10.000 circones originalmente formados a partir de rocas fundidas o magma, de Australia Occidental. Los circones son minerales pesados y duraderos relacionados con el circonio cúbico sintético usado para los diamantes de imitación. Capturan y preservar su entorno inmediato, lo que significa que pueden servir como cápsulas del tiempo.
Los científicos identificaron 656 circones que contienen manchas oscuras y analizaron 79 de ellas con espectroscopia de Raman, una técnica que muestra la estructura molecular y química de los microorganismos antiguos en tres dimensiones. Bell y Boehnke, que han sido pioneros en las pruebas químicas y mineralógicas para determinar la condición de circones antiguos, estaban buscando para el carbono, el componente clave para la vida. Uno de los 79 circones contenía grafito - carbono puro - en dos lugares.
"
No hay mejor caso de una inclusión primaria en un mineral jamás documentada, y nadie ha ofrecido una explicación alternativa plausible para el grafito de origen no biológico en un circón". El grafito es más antiguo que el de circón que lo contiene, según los investigadores. Ellos saben que el circón tiene 4.100 millones de años, en función de su relación de uranio a plomo; pero no saben cuánto mayor es el grafito.
La investigación sugiere que la vida en el universo podría ser abundante, dijo Harrison. En la Tierra, la vida sencilla parece haberse formado rápidamente, pero es probable que tardase muchos millones de años para evolucionar en su capacidad de realizar la fotosíntesis. El carbono contenido en el circón tiene una firma característica - una relación específica de carbono-12 a carbono-13 - que indica la presencia de la vida fotosintética. "
Tenemos que pensar de manera diferente sobre la Tierra primitiva", dijo Bell.
Fuente: Público.es


martes, 20 de octubre de 2015

Invertirán 10 millones de dólares en exploración de cráter de Chicxulub en Yucatán

Instituciones académicas invertirán 10 millones de dólares para desarrollar trabajos de perforación y exploración marina del sitio, donde según las teorías cayó el meteorito que impacto la tierra hace 65 millones de años y que fue la causa de la extinción de los dinosaurios.
 Los trabajos tendrán una duración de aproximadamente cuatro meses, y se realizarán en la parte central del cráter de Chicxulub. (Archivo)
MÉRIDA.- Para avanzar en las investigaciones del cráter de Chicxulub, en 2016 la Universidad Autónoma de Yucatán y otras instituciones académicas invertirán 10 millones de dólares para desarrollar trabajos de perforación y exploración marina del sitio, donde según las teorías cayó el meteorito que impacto la tierra hace 65 millones de años y que fue la causa de la extinción de los dinosaurios.

El investigador de la UNAM, Jaime Urrutia Fucugauchi, destacó que el proyecto arrancará en marzo del próximo año, en la búsqueda de entender la evolución del clima en el planeta y se encuentra dentro del Programa Internacional de Perforaciones Oceánicas.

Los trabajos que tendrán una duración de aproximadamente cuatro meses, se realizarán en la parte central del cráter de Chicxulub, conocida como el anillo de picos, ubicada a 40 kilómetros al noreste de progreso, desde una plataforma de perforación petrolera, anotó.
De esta forma, afirmó, se conocerá cómo se formaron estos anillos, que distinguen a los cráteres y sus materiales, así como la forma de incluirlos en otras investigaciones. El investigador anotó que el impacto del asteroide disparó material pétreo a grandes alturas, pues salió de la atmósfera y tal vez haya llegado hasta la luna, donde pueden existir algunas partículas.

Durante su conferencia impartida en el marco del Festival de la Cultura Maya, Jaime Urrutia
 sostuvo que con estas investigaciones se conocerá el impacto que tuvo el meteorito en la extinción de los dinosaurios, en la diversificación de mamíferos y otras especies, y cuáles fueron las condiciones que propiciaron que los ecosistemas se reactivaran y expandieran.

La investigación, subrayó, permitirá saber cuestiones de la evolución climática, del
 calentamiento global, de la tendencia al clima frío y contar con un registro de muy alta resolución en los sedimentos carbonatados. También se pretende conocer cómo se pasó del cálido del cretácico con la época de los dinosaurios a la formación de los casquetes polares y de las primeras evidencias de glaciación.

El investigador aseguró que la labor estará centrada en el análisis de organismos que están en el interior de las rocas, ubicadas a gran profundidad, donde no hay acceso a la luz solar.

Casi todo Yucatán, afirmó, se encuentra encima del cráter de Chicxulub, pues tiene alrededor de 200 kilómetros de diámetro, que en la actualidad está cubierto por rocas más jóvenes.
Fuente: ElFinanciero


sábado, 17 de octubre de 2015

Encuentran crías de dinosaurio gigante fosilizadas en su nido

Se trata de un enclave famoso por la búsqueda de fósiles de dinosaurios del Cretácico Tardío en el desierto de Gobi. Investigadores de la Universidad de Gante y el Real Instituto Belga de Ciencias Naturales reportan en la revista PLoS ONE el hallazgo de tres o cuatro ejemplares perinatales o "bebés" y dos fragmentos de cáscara de huevo asociados.

 

Científicos han descubierto un grupo de crías fósiles de Saurolophus Angustirostris, un dinosaurio hadrosaurio gigante, en lo que parece un nido encontrada en la 'Tumba del Dragón' en Mongolia. Se trata de un enclave famoso por la búsqueda de fósiles de dinosaurios del Cretácico Tardío en el desierto de Gobi. Investigadores de la Universidad de Gante y el Real Instituto Belga de Ciencias Naturales reportan en la revista PLoS ONE el hallazgo de tres o cuatro ejemplares perinatales o "bebés" y dos fragmentos de cáscara de huevo asociados. Estos jóvenes dinosaurios estaban probablemente en un nido originalmente situado en un banco de arena del río, y los autores sugieren que es probable Saurolophus Angustirostris --que significa 'cresta de lagarto'--, un dinosaurio del que se conocen varios esqueletos completos bien conservados. De adultos medían unos 10 metros y pesaban casi dos toneladas. La longitud del cráneo de estas crías es apenas un 5% de la de los ejemplares más grandes conocidos de esta especie, lo que indica que estos ejemplares estaban en las etapas más tempranas de desarrollo. Los huesos perinatales ya mostraban características de los adultos, incluyendo el hocico dirigido hacia arriba (los huesos premaxilares). Los especímenes aún no tenían la cresta craneal característica en la parte superior de la cabeza, y los arcos neurales cervicales aún no estaban fusionados. Los científicos no pueden saber si los individuos estaban todavía en los huevos o simplemente habían salido de ellos cuando murieron, pero al parecer ya habían muerto y estaban parcialmente descompuestos cuando fueron enterrados por los sedimentos del río durante la temporada de lluvias de verano. Los fragmentos de cáscara de huevo fosilizada asociados a los individuos perinatales se parecen mucho a las que otros parientes de esta especie también hallados en Mongolia.

Fuente: 
http://www.ecoticias.com/naturaleza/107841/Encuentran-crias-dinosaurio-gigante-fosilizadas-nido

jueves, 15 de octubre de 2015

Marcha Demandasaurus

El pasado domingo 11 organizamos desde el Museo una Dinoyincana dentro de las actividades complementarias de la Marcha Demandasaurus. Una veintena de pequeños pudieron disfrutar de una prueba donde se mezcló la diversión y el conocimiento. Estos participantes pudieron conocer varios secretos del Museo de Dinsoaurios y recorrer nuestra ciudad buscando algunos de sus lugares interesantes como la subida a la iglesia de Santa María, el Palacio Municipal o la estatua de iguanodonte del barrio de Costana.
Esta actividad fue posible gracias a las entusiastas voluntarias que nos prestaron su ayuda, su paciencia y su tiempo. Todos se llevaron de regalo el libro "El secreto de Dinosalas", editado por la Fundación Dinosaurios y degustaron las pastas de dinosaurios que regaló Pastelería Los Infantes. Muchas gracias a todos por vuestra participación y vuestra colaboración.

miércoles, 14 de octubre de 2015

Científicos ‘tomaron’ la temperatura de dinosaurios argentinos

Paleontólogos lograron “tomar” la temperatura de dinosaurios que vivieron en Argentina hace unos 80 millones de años analizando la cáscara fosilizada de sus huevos.
 PARÍS 
Un grupo de paleontólogos logró “tomar” la temperatura de dinosaurios que vivieron en Argentina hace unos 80 millones de años analizando la cáscara fosilizada de sus huevos, revela este martes un estudio publicado por la revista británica Nature Communications.
El equipo de investigadores dirigido por Robert Eagle, de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), utilizó una nueva técnica de análisis químico a partir de las cáscaras fosilizadas.
Su composición depende de la temperatura en que se formaron. ¡Es decir la temperatura del vientre de la mamá dinosaurio!
Dos isótopos raros del carbonato de calcio --ingrediente clave en la cáscara de huevo-- el oxígeno 18 y el carbono 13, tienen tendencia a reagruparse si las temperaturas son bajas. Y a separarse si son altas.
“Esta nueva técnica permite definir la temperatura interna del dinosaurio hembra en el momento de la ovulación”, explica Aradhna Tripati, coautora del estudio.
El comunicado de UCLA destaca que se trata de las primeras “medidas directas de la temperatura corporal de dos tipos de dinosaurios”.
Los investigadores estudiaron en particular dos especies de dinosaurios: saurópodos de cuello largo, cuyos huevos fosilizados hallados en Argentina fueron adquiridos al Museo de Historia Natural del Condado de Los Ángeles, y pequeños oviraptorideos de Mongolia, cercanos a las aves actuales.
Resultado: la temperatura corporal de los dinosaurios argentinos era de unos 38ºC y la de los mongoles un poco inferior a 32ºC. Es decir que la temperatura variaba mucho en función de las especies.
El estudio mostró además que “la temperatura corporal de los oviraptorideos era más elevada que la temperatura ambiente, lo cual indica que no tenían sangre fría, sino intermediaria”.
En los animales de sangre fría (caimanes, cocodrilos, lagartos), la temperatura del cuerpo es engendrada por los intercambios térmicos con el medio ambiente. Para los de sangre caliente, o endotermos (mamíferos, aves), la temperatura del cuerpo es generada por un mecanismo interno, independientemente de la temperatura del entorno.
“Los oviraptorideos podrían ser de una categoría intermedia, entre el cocodrilo y los pájaros actuales”, explica Robert Eagle.
“Eso podría significar que generan una temperatura corporal y pueden elevarla por encima de la del medio ambiente, pero no la mantienen a temperaturas tan elevadas como la de las aves modernas (40ºC)”, agrega.
Un estudio anterior realizado por John Grady, biólogo de la Universidad de Nuevo México, publicado en junio pasado en la revista Science, había llegado a las mismas conclusiones, aunque a partir de otras técnicas, estudiando los anillos de crecimiento de los huesos fosilizados.
Según el biólogo, los dinosaurios pertenecen a la categoría intermedia, denominada mesotérmica, más cercana a la de los atunes, ciertos tiburones y tortugas.



viernes, 9 de octubre de 2015

Recordatorio: VII Concurso Internacional de Ilustraciones Científicas 2015

Entrega de trabajos hasta el 31 de octubre de 2015.

Podrán participar todas las personas españolas o de cualquier nacionalidad sin límite de edad.

El tema principal del concurso son las ilustraciones sobre dinosaurios y otros seres vivos contemporáneos suyos. Las ilustraciones pueden representar reconstrucciones de los animales en vida, en su medio o de los fósiles originales.

El plazo de envío será desde el 15 de julio hasta el 31 de octubre de 2015

Bases en castellano e inglés.

jueves, 8 de octubre de 2015

Las aves que compartieron espacio y tiempo con los dinosaurios


Un fósil de 125 millones de años hallado en España ha demostrado que algunas aves ancestrales evolucionaban sobre las cabezas de los dinosaurios de un modo similar a los pájaros modernos.

Las aves tienen una historia evolutiva enormemente larga. La primera de ellas, el famoso Archaeopteryx, vivió hace 150 millones de años en lo que hoy es el sur de Alemania. Sin embargo, si estos primeros pájaros eran capaces de volar - y si es así, cómo de bien - ha permanecido en la controversia científica.

El nuevo estudio, publicado en la revista Scientific Reports, documenta la intrincada disposición de los músculos y ligamentos que controlaban las principales plumas del ala de un pájaro ancestral.

Un equipo internacional de paleontólogos españoles y el director del Insituto del Dinosuario del Natural History Museum de Los Angeles, Luis M. Chiappe, estudió el ala excepcionalmente conservado de un pájaro de 125 millones de años de edad, procedente del centro de España. Más allá de los huesos conservados en el fósil, la pequeña ala revela detalles una compleja red de músculos que en las aves modernas controla el ajuste fino de las principales plumas del ala, permitiendo que las aves dominen el cielo.

"La relación entre la red muscular conservada en el fósil y las características de las alas de las aves actuales indica fuertemente que algunos de los primeros pájaros eran capaces de proezas aerodinámicas como muchas aves actuales", dijo Chiappe, científico principal de la investigación. 

"Es muy sorprendente que a pesar de ser un esqueleto muy diferente de sus contrapartes modernas, estas aves primitivas muestran sorprendentes similitudes en su anatomía blanda", dijo Guillermo Navalón, un candidato de doctorado en la Universidad de Bristol, en el Reino Unido, y autor principal del estudio. 

Los pájaros antiguos pueden haber volado sobre las cabezas de los dinosaurios, pero algunos aspectos de los modos de vuelo precisos de estos primeros pájaros todavía siguen sin estar claros. "El nuevo fósil nos proporciona una visión única de la anatomía del ala de las aves que vivieron entre algunos de los dinosaurios más grandes", dijo Chiappe. "Los fósiles como éste están permitiendo a los científicos diseccionar los aspectos más complejos de la evolución temprana del vuelo de las aves." 

Otros miembros del equipo de investigación incluyen a Jesús Marugán-Lobón, José Luis Sanz, y Ángela D. Buscalioni por la Universidad Autónoma de Madrid.

miércoles, 7 de octubre de 2015

Hulki, un cocodrilo musculoso entre los dinosaurios de los Pirineos


Un cocodrilo del Cretácico convivió con los últimos dinosaurios del Pirineo. Allodaposuchus hulki es el nombre que se ha dado a la nueva especie en homenaje al superhéroe de Marvel, Hulk, ya que se trata de un animal muy robusto, con una musculatura muy desarrollada y, posiblemente, con mucha fuerza en las extremidades.

En 2003, cerca del pueblo de Orcau (Pallars Jussà, Lleida), se descubrió una nueva especie de cocodrilo antiguo, bautizada con el nombre de Allodaposuchus hulki. Los restos de este animal incluyen diversas partes del cráneo, la columna vertebral, la cintura escapular y las extremidades anteriores de un mismo individuo. Sus características anatómicas únicas han permitido a un grupo de investigadores del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP) y la Universidad de Barcelona (UB) describir la nueva especie de crocodiliano en un artículo publicado en la revista científica PeerJ.

"El estudio morfológico y de las inserciones musculares de las extremidades delanteras demuestra que A. hulki era un animal muy robusto, musculoso y posiblemente con mucha fuerza en las extremidades", explica Alejandro Blanco, paleontólogo del ICP. Esta característica le ha valido el epíteto específico "hulki", en referencia a "Hulk", el conocido superhéroe de color verde de Marvel.

La especie destaca especialmente por el desarrollo de la musculatura que permitía mantener las patas extendidas, destinada a mantener el voluminoso cuerpo del animal separado del suelo. "Su masa muscular es muy superior incluso en comparación con otras especies del género Allodaposuchus", comenta el investigador. Esta configuración posiblemente indicaría un andar semierguido y no reptante.

Un oído muy agudo

Una de las características del género Allodaposuchus es la presencia de unas aberturas óticas (lo que serían sus orejas) muy amplias, de las que se desconocía su función. En este estudio, los investigadores han obtenido imágenes radiográficas con un aparato de tomografía computarizada que ha permite observar un complejo circuito de cavidades y senos en el interior del cráneo conectados directamente con la apertura ótica y que probablemente están relacionados con un agudo sentido de el oído. Además, estas cavidades aligerarían el peso del cráneo.

La combinación de un cráneo ligero, buen oído y una postura semierguida a la hora de andar parecen indicar que Allodaposuchus hulki era de hábitos preferentemente terrestres, con capacidad de realizar largas incursiones por los ambientes de ríos que dominaban el paisaje de los Pirineos hace 69 millones de años.

En la zona donde se han recuperado los restos de A. hulki también se han hallado numerosos restos de dinosaurios y no se deben descartar posibles interacciones depredador-presa entre los dos grupos de animales

El género Allodaposuchus es uno de los crocodilianos (grupo que incluye los actuales gaviales,  cocodrilos, caimanes y aligatores, así como numerosas especies fósiles) más primitivos del mundo y se originó en la península ibérica.

A pesar de que el género Allodaposuchus es endémico y de los más comunes en Europa hace entre 70 y 65 millones de años (periodo que coincide con los últimos millones de años de existencia de dinosaurios no aviario en la Tierra), la mayoría de fósiles recuperados hasta ahora correspondían exclusivamente a restos craneales.

El gran libro de los estratos

La Geología también es un recurso turístico, y un ejemplo espectacular es el Gran Cañón. Nuestra Sierra de la Demanda puede explotar este recurso económico y educativo en un proyecto como es el anunciado geoparque que promueve la Diputación de Burgos.


Lugares inolvidables para los coleccionistas de paisajes. Un viaje al Gran Cañón y a otros parques de Estados Unidos (en Arizona, Utah y California) que nos trasladan a un universo de roca y erosiones.

El Gran Cañón del Colorado

En sus shows en Las Vegas de los años sesenta, Frank Sinatra solía contar el chiste de que había ido a ver el Gran Cañón y estaba cerrado. En realidad, es uno de los lugares más abiertos y a la par enclaustrados del planeta. Fuimos de madrugada para sorprender la salida del sol en Mather Point. Una pareja de alemanes se nos había adelantado. A medida que la luz iba inundando el enorme vacío entre los acantilados, revelaba un otero plano en forma de trono, llamado Wotan, y más allá el cañón Clear Creek. Emprendimos el Kaibab trail, ruta escarpada de la vertiente sur del cañón, cruzándonos con turistas montados en mulas. Mientras descendíamos por vertiginosos caminos, el vasto surco creado por la erosión del agua dejaba de ser un telón plano fijo en la retina. Entonces uno empieza a tomar consciencia de que esta maravilla es real, una humilde acumulación de piedras y sedimentos. Ahora deseas tocar el fondo, llenar la cantimplora en la corriente alegre del Colorado.

Zion Park

Utah tiene una rara concentración de bellezas naturales: Zion, Bryce, Capitol Reef, Arches. Parques nacionales que albergan mundos independientes, exclusivos. Tomando la carretera Mount Carmel-Zion, entramos en Zion atravesando el túnel que desemboca en un escenario impresionante. Acumulaciones de piedra arenisca montan caprichosas colinas encantadas. El cañón de altas paredes verticales que da nombre al parque cuenta con torres y cúpulas colgadas en el aire, templos que jamás sirvieron de refugio para culto que no fuera el ímpetu diluviano del agua. Cinco horas subiendo y bajando por caminos sobre roca cogidos a una cadena nos llevaron a Angels Landing, con vistas extraordinarias de la vertiente este de Zion. Y luego estuvimos en The Narrows, donde las paredes del cañón, pulidas como mármoles, se estrechan en deliciosa claustrofobia.

Bryce Canyon

Muy cerca, al noreste, otro parque, el de Bryce Canyon, nos saluda con sus acantilados rosa. Desde Yovimpa hasta Fairland Point hay 18 millas (unos 29 kilómetros) de un entramado inverosímil de cañones que han dejado una miríada de anfiteatros naturales. Centinelas pétreos, pieles rojas momificados, los hoodoos (chimeneas de las hadas) guardan una de las bellezas salvajes de Utah. Caminamos por senderos pedregosos contemplando embelesados las múltiples estatuas desplegadas entre los pinos Ponderosa, que sobrevuelan águilas y halcones peregrinos. Produce una tensa quietud deambular entre esas torres caprichosas.

Capitol Reef

De los cinco parques nacionales de Utah, Capitol Reef es donde sientes de una manera más viva los caprichos del desierto. Sus infinitos matices de color, el silencio estremecido de sus praderas salpicadas de melocotoneros y manzanos, la monumentalidad solemne de sus rocas. De norte a sur el plegamiento geológico Waterpocket recorre el parque como una arruga inmensa. En torno a Fruita vimos los petroglifos que dejaron los indios Fremont hace mil años, formas trapezoidales con tocados y pendientes. Llamaban a su hogar “la tierra del arcoíris durmiente”. Fue un lugar para vivir varias vidas, un sueño continuo.

Reserva de los Navajos

Hubo y hay antílopes (o sus descendientes, los pronghorn) en el sur de Utah, en torno al lago Powell. Tras tanta arena petrificada, se agradece tomar un baño y reposar. Luego entramos en Arizona por la gran reserva de los navajos, que cubre varios estados. Una camioneta abierta de los indios nos lleva a una estrecha grieta en la roca, con paredes de 40 metros de altura. La erosión dejó las rocas porosas como piedra pómez, y la luz del mediodía proyecta rayos que las encienden cual ónices. Si uno se abstrae de los chasquidos de las cámaras, la experiencia de recorrer el Antelope Canyon es única. Como lo es también contemplar la imponente curva en forma de herradura que forma el Colorado. Mirando esa caprichosa formación desde lo alto y el tapiz que se extiende ante nuestros ojos, uno empieza a darse cuenta de que este paisaje accidentado es como un libro abierto. Que los cambios de color y matiz de los estratos (de pálidos tonos naranja a rosas subidos) obedecen a diferentes épocas evolutivas. Entonces comprendes cómo se formó todo esto, y de pronto la geología deja de ser una ciencia aburrida.

Zabriskie Point


Antonioni y su película bien valen el desvío a Death Valley, en California. La llanura absorbe la luz cegadora con la que jugó el cineasta en su historia de amor rebelde y destructivo. Este paisaje de puro desierto es el mejor contrapunto de los deshabitados desfiladeros sedientos de río por los que hemos pasado. Oigo la voz de Sinatra cantando My way. Aquí el fin del viaje parece cobrar sentido más allá del espacio y las edades de la tierra. Como si centrar la experiencia en un punto, Zabriskie, revelase la historia personal de cada uno, hecha de estratos y cañones.

Conferencia y gymkana en la IV Marcha de Montaña Demandasaurus


Este fin de semana se desarrolla en Salas de los Infantes la IV Marcha de Montaña Demandasaurus, prueba deportiva que lleva el nombre del dinosaurio saurópodo que se conserva en el Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes. Dentro del programa de actividades de dicho evento se encuentra una conferencia el domingo 11 octubre a las 20:30 horas en el Teatro Gran Casino de Salas de los Infantes, con el título: "Demandasaurus darwini, relato de su descubrimiento". A cargo de Fidel Torcida.

También el domingo 11, a las 12 horas y para el público infantil, se llevará a cabo una gymkana organizada por el Museo de Dinosaurios.

martes, 6 de octubre de 2015

Exposición: Hispaniae Geologica Chartographia. La representación geológica de España a través de la Historia


Esta exposición, organizada por el Instituto Geológico y Minero de España,  reúne una selección de mapas que reflejan la evolución de la cartografía geológica en España, que responde al avance del conocimiento científico y cultural del país, así como a las inquietudes y necesidades de la sociedad. Desde las primeras representaciones gráficas de hace más de 3.000 años hasta los mapas actuales, la cartografía geológica ha sido una herramienta esencial para el ser humano. En esta exposición se exhiben mapas que sirvieron para localizar recursos minerales, para prevenir riesgos geológicos o cuantificar sus daños y efectos, para impulsar la agricultura, para abastecer de agua potable a las ciudades cada vez más densamente pobladas, para interpretar el origen de los paisajes e incluso para diseñar estrategias militares, y por tanto, para impulsar el conocimiento geológico del país. Estos mapas constituyen eslabones fundamentales en la Historia de la Ciencia española.


Cada uno de los 40 mapas geológicos seleccionados supuso un hito fundamental en su momento, bien por las técnicas de representación empleadas, por la especialidad reflejada o por la manera de obtener la información. Unos mapas geológicos que, al fin y al cabo, eran la representación gráfica de las observaciones y del conocimiento adquirido laboriosa y pacientemente en el campo. Junto a ellos se exponen también objetos que utilizaron los geólogos para la confección de los mismos, como brújulas y altímetros. Se trata, por tanto, de la más completa exposición de cartografía geológica realizada en nuestro país hasta la fecha.


jueves, 1 de octubre de 2015

La endogamia contribuyó a la extinción de los neandertales que habitaron en Asturias


Un estudio, liderado por el CSIC, ha descubierto una alta incidencia de anomalías congénitas en vértebras cervicales halladas en la cueva de El Sidrón. Estos defectos serían el resultado de los altos niveles de emparejamiento entre los miembros de los grupos.

Los neandertales vivían en pequeños grupos, relativamente aislados y con una baja diversidad genética, según indica un nuevo análisis de restos óseos hallados en la cueva de El Sidrón (Asturias). El trabajo, dirigido por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y publicado en la revista PLOS ONE, apunta a que la alta incidencia de anomalías congénitas en la primera vértebra cervical, llamada atlas, junto con la retención de caninos de leche, puede ser resultado de la endogamia en el grupo de neandertales que habitó en dicha cueva.

“Las anomalías congénitas han sido halladas en dos de los tres atlas recuperados en el yacimiento de El Sidrón, de un grupo compuesto por un total de 13 neandertales”, señala Antonio Rosas, director del estudio e investigador del CSIC en el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN).

Según el investigador, “el atlas forma un anillo de hueso donde descansa el cráneo, y puede presentar una gran variedad de anomalías congénitas de baja frecuencia en la parte anterior y posterior del anillo". Dentro de estas anomalías, "la más sencilla es la dehiscencia (falta de cierre) del arco posterior en la línea sagital media, que en poblaciones humanas actuales se presenta con una frecuencia baja, que oscila entre el 1% al 4%”, explica Rosas.

“En la práctica clínica el hallazgo de este defecto del atlas es casual en la mayoría de los casos, y se suele producir por pruebas de imagen médica (radiografías, tomografía axial) solicitadas por ejemplo por traumatismos en la región cervical”, añade Luis Ríos, primer firmante del artículo y científico del MNCN.

“Uno de los atlas de El Sidrón presenta este defecto. El segundo atlas presenta una dehiscencia del arco anterior también en la línea sagital media. Se trata de un defecto que se presenta con una frecuencia mucho menor, por debajo del 0.1% en poblaciones humanas modernas”, señala este investigador.
Tres posibles explicaciones
¿Cómo se explica la presencia de dos de estas anomalías congénitas de baja frecuencia en un grupo neandertal tan reducido? “Hay tres posibles explicaciones”, señala Antonio Rosas. La primera es que esta anomalía congénita tenga una base genética y la alta frecuencia indique que estos dos individuos neandertales son familiares. Esta interpretación casa con los estudios genéticos realizados en El Sidrón, en los que se deducen relaciones de parientes entre los individuos del grupo.

La segunda explicación se superpone a la primera, y apunta a la endogamia o "práctica de contraer matrimonio personas de ascendencia común o naturales de una pequeña localidad o comarca", según la definición de la RAE. Precisamente, el escenario demográfico dibujado para los humanos del Pleistoceno consiste en grupos de pequeño tamaño y dispersos, lo que favorecería el emparejamiento dentro del mismo grupo y consiguientemente y a largo plazo, dentro de la misma familia.

“A lo largo del tiempo, la endogamia puede generar un aumento en la frecuencia de pequeñas variantes y anomalías congénitas del esqueleto (como transposición de dientes, defectos vertebrales como las dehiscencias del atlas, costillas cervicales), y una mayor frecuencia de estas anomalías se ha observado por ejemplo en poblaciones humanas isleñas o localizadas en zonas aisladas”, detalla Ríos. Incluso en la biología de la conservación estas anomalías se pueden emplear como indicadores de endogamia en zonas de repoblación de fauna.

Por otro lado, los estudios genéticos más recientes realizados en muestras provenientes de El Sidrón, Vindija (Croacia) y Siberia (Rusia), apuntarían a un emparejamiento frecuente entre neandertales con relaciones de parentesco cercanas, y las anomalías congénitas del atlas en El Sidrón se podrían interpretar como otra señal, en este caso esquelética, de endogamia en los neandertales de esta zona geográfica.

En conjunto, “el panorama demográfico de los grupos neandertales esclarecido en los últimos años permite dar una explicación biológica al declive numérico de sus poblaciones, que con el paso del tiempo pudo haber desembocado en su extinción definitiva”, apunta Rosas.

Una tercera explicación vincula posibles deficiencias congénitas (por ejemplo, defectos en el cierre del tubo neural) con condiciones ambientales adversas durante los periodos tempranos de gestación, como por ejemplo un patrón de alimentación deficiente en algunos nutrientes. Aunque la acumulación de datos genéticos y osteológicos señala un escenario demográfico de endogamia, la contrastación de esta hipótesis solo vendrá de nuevos estudios de restos neandertales, concluyen los investigadores.