martes, 17 de mayo de 2022

Game of stones - Trivial

¿Quieres descubrir cuánto sabes de Geología?

Desde tiempo inmemorial, el poder de la Geología ha permanecido a salvo en un martillo en el que estaban incrustadas las gemas de la sabiduría de las Ciencias de la Tierra. Sin embargo, el auge de los poderes oscuros anticiencia ha conseguido arrancar las gemas y eliminar el conocimiento geológico del mundo.

Necesitamos que pongas a prueba tus conocimientos y nos ayudes a recuperar las gemas para devolverlas a su lugar y volver a llenar de Geología todo lo que nos rodea. Para ello, deberás enfrentarte a un desafío al alcance de muy pocas personas, el “Game of Stones”.

Con este videojuego podrás demostrar todo lo que sabes de Geología, incluso retando a tus familiares y colegas. Pero lo mejor de todo es que aprenderás muchas cosas sobre Ciencias de la Tierra mientras pasas un rato muy divertido.

Así que coge tu martillo y…

¡Consigue todas las gemas!

Nota

El principal objetivo de esta actividad virtual es que se convierta en un complemento didáctico para el profesorado de Secundaria y Bachillerato en las asignaturas relacionadas con las Ciencias de la Tierra, pero también que pueda emplearse como herramienta de divulgación de la Geología para el público en general.

Algunos consejos antes de empezar…

Es recomendable jugar desde un ordenador; aunque es posible jugar desde dispositivos móviles y tablets, se pierde parte de la optimización de pantalla.

El número de jugadores simultáneos oscila entre 1 y 6, aunque sólo es posible jugar la misma partida desde un único ordenador.

Se trata de un juego multi-respuesta con preguntas agrupadas en 6 categorías. Cada vez que se acierta una pregunta se obtiene la gema que corresponde al color de esa categoría.

Los fallos en las respuestas no suponen la pérdida de la gema de dicha categoría si ya se había conseguido previamente.

Si se cae en la casilla central del tablero se puede elegir el color de la pregunta.

Ganará el juego quien antes obtenga todas las gemas de su martillo y consiga llegar a la casilla central. Ahí se enfrentará a 6 preguntas, una pregunta de cada categoría, de las que deberá acertar como mínimo 4.

¡Ya puedes empezar a jugar!

Haz clic en la imagen para abrir el juego. Se abrirá en una nueva pestaña.














sociedadgeologica.org

El fútbol base se juega en Salas de los Infantes

La XVIII Escuela de Fútbol Municipal Fundación Dinosaurios CyL de la localidad burgalesa cuenta con 64 jugadores, de 6 a 14 años

Imagen de uno de los equipos de la escuela. / Escuela de Fútbol Municipal FD.
La XVIII Escuela de Fútbol Municipal Fundación Dinosaurios CYL de Salas de los Infantes comenzó su andadura el pasado martes 10 de mayo de 2022, fecha de su inauguración, presidida por Constantino Ruiz, Concejal de Deportes e Inmaculada Marcos miembro de la Comisión de Deportes del Ayuntamiento de la localidad. Los dos son también Patronos de la Fundación para el Estudio de los Dinosaurios en Castilla y León.

La Escuela de Fútbol, que se prolongará hasta el 23 de junio, cuenta con un total de 64 jugadores, de 6 a 14 años, distribuidos en 6 equipos de diferentes categorías (1 equipo prebenjamín masculino, 2 equipos benjamines masculinos, 1 equipo alevín masculino , 1 equipo infantil masculino y 1 equipo alevín/ infantil femenino). Cada equipo estará dirigido por monitores profesionales con estudios de diplomatura de educación física, módulo de actividades físicas organizadas, entrenadores territoriales de fútbol o amplia experiencia como jugadores en diferentes equipos de fútbol.

Niños y niñas en uno de los entrenamientos de la Escuela de Fútbol base de 
Salas de los Infantes. / Escuela Municipal de Fútbol Fundación Dinosaurios CyL.

Los jugadores inscritos a esta Escuela de Fútbol son de Salas de los Infantes y de varias localidades cercanas como Barbadillo del Mercado, Palacios de la Sierra, Hacinas, Navaleno, Vilviestre del Pinar y Villanueva de Carazo.

Torneos

Durante los meses de mayo y junio, los equipos de la Escuela de Fútbol Municipal participarán en diferentes competiciones en la provincia de Burgos y Soria. Competiciones como el torneo de fútbol 7 en Cerezo de Rio Tirón, el 14 de mayo; en Roa de Duero, el 21 de mayo; en Lerma, el 28 de mayo y el XXII torneo de fútbol 7 'Dinosaurios Cup»' en Salas de los Infantes, los días 4 y 5 de junio; la Final Circuito Provincial de futbol 7 Diputación Provincial de Burgos en Quintanar de la Sierra, el 11 de junio; Excursión fin de escuela de futbol 2019, el 19 de junio; torneo interno de futbol 7, en la semana del 20 al 22 de junio y, por último, clausura de la Escuela de Fútbol Fundación Dinosaurios CYL de Salas, el 23 de junio.

burgosconecta.es

Nuevo iguanodonte excavado en la 'ciudad de los dinosaurios' china

Un fósil de dinosaurio relativamente completo, que data de aproximadamente 125 millones de años, ha sido descubierto en la región de Mongolia Interior, en el norte de China.

Investigadores del Museo de Historia Natural de la ciudad de Bayannur,
Mongolia Interior, tratan el fósil de dinosaurio que descubrieron.
- NATURAL HISTORY MUSEUM OF BAYANNUR CITY
Investigadores del Museo de Historia Natural de la ciudad de Bayannur lo descubrieron durante una inspección regular de una zona conocida como la "ciudad natal de los dinosaurios" china.   

Un estudio preliminar sobre la morfología ósea mostró que el fósil pertenecía a un iguanodonte del período Cretácico Inferior. Era grande y cercano a la edad adulta, dijo el experto Dai Ruiming del museo, citado por Xinhua.

Los investigadores están limpiando y reforzando el esqueleto gigante del gran dinosaurio herbívoro. Se tomarán medidas de protección en función de la cantidad de fósiles que encuentren.

Los huesos fosilizados se traerán de vuelta para su posterior estudio si pertenecen a un solo dinosaurio individual. Si se descubren demasiados fósiles bien conservados, los investigadores pueden considerar la construcción de un museo in situ para su protección, dijo Dai.

El período Cretácico, que comenzó hace 137 millones de años y terminó hace 65 millones de años, fue la última vez que los dinosaurios dominaron el planeta. Los fósiles de ese período ofrecen evidencia significativa para estudiar su evolución, condiciones de vida y extinción.

La zona de Urad Back Banner, en Mongolia Interior, se conoce como la "ciudad natal de los dinosaurios" en China. Hasta el momento, se han encontrado allí fósiles de 19 especies de dinosaurios.

europapress.es

Los cocodrilos que convivieron con los dinosaurios caminaban más erguidos que los actuales

Investigadores del grupo Aragosaurus-IUCA de la Universidad de Zaragoza y el Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont han analizado rastros de cocodrilos de 145 millones de años de antigüedad de las Tierras Altas de Soria

Comparación de los rastros de Crocodylopodus (arriba) y de un cocodrilo actual (abajo)
mostrando las principales diferencias (mayor anchura y ángulo de paso y
marcas de la cola en los actuales). 

Los cocodrilos que convivieron con los dinosaurios caminaban en una posición más erguida y de una forma más ágil que los cocodrilos actuales, según el estudio de investigadores grupo Aragosaurus-IUCA de la Universidad de Zaragoza y el Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont, que acaba de publicar la revista 'Journal of Vertebrate Paleontology'.

Las icnitas (huellas fósiles) atribuidas a cocodrilos no son muy abundantes en el registro fósil mundial, pero la provincia de Soria es una excepción. En esta zona de la península se han encontrado pisadas de cocodrilos que convivieron con los dinosaurios en el Cretácico inferior, hace unos 145 millones de años. Es uno de los pocos lugares del planeta donde se han encontrado rastros de estos reptiles.

Ahora, un equipo investigador del grupo Aragosaurus-IUCA de la Universidad de Zaragoza (UNIZAR) y el Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP) ha analizado las huellas de cocodrilo conocidas con el nombre científico de Crocodylopodus, descubiertas en el pueblo de Bretún (Soria). Aunque estas huellas se encontraron hace más de 20 años, ha sido recientemente cuando los investigadores han estudiado en detalle su morfología para esclarecer sus diferencias y relacionarlas con la forma de locomoción de estos animales. Las conclusiones han sido publicadas en un artículo en la revista internacional Journal of Vertebrate Paleontology.

“Por su forma, las huellas de estos cocodrilos fósiles se asemejan mucho a las de los cocodrilos actuales, tanto en las marcas de las manos como en las de los pies. Sin embargo, nos llamó la atención algunas diferencias en los rastros, es decir, en la secuencia de huellas que dejaban al caminar”, explica Diego Castanera, miembro del grupo Aragosaurus-IUCA (UNIZAR) e investigador del ICP que ha liderado el estudio. Al compararlos con rastros de cocodrilos actuales vieron que eran considerablemente más estrechos y con los pies y las manos más pegados entre sí. “Además, no presentan marcas de la cola, la tripa o del arrastre de las extremidades, algo muy habitual en los rastros de cocodrilos actuales”, apunta Castanera.

La comparación de las icnitas con una gran cantidad de datos de huellas fósiles y actuales ha llevado a los investigadores a concluir que estos cocodrilos extintos caminaban en una posición más erguida y de una forma más ágil que los cocodrilos actuales.

¿Quién ha metido la zarpa?

La mayoría de icnitas estudiadas son de pequeño tamaño, de un máximo de 7 cm de largo y se estima que corresponden a cocodrilos de no más de un metro de longitud. A lo que no han podido dar respuesta los investigadores es a la presencia de huellas de tres tamaños distintos. “Podría tratarse de animales en diferentes estadios ontogenéticos, es decir, de distintas edades o bien pueden ser debidas al dimorfismo sexual, en el que las huellas de machos y hembras sean de distintos tamaños. O incluso podría ser que se dieran las dos circunstancias a la vez”, indica Eduardo Puértolas-Pascual, investigador de la Universidad de Zaragoza y co-autor del estudio.

Los autores han realizado también una recopilación de los datos de las especies de cocodrilos que habitaron la Península Ibérica en el Cretácico inferior para intentar determinar qué especie es la autora de las huellas. Sin embargo, con los datos actuales no se puede concluir a que grupo concreto de cocodrilos pertenecen. “Aunque pensamos que sería alguna especie dentro del grupo de cocodrilos conocidos como los neosuquios, no sabemos exactamente qué subgrupo o especie las produjo”, explica Púertolas-Pascual. Hay varios candidatos, entre los que se encuentran Goniopholis, Atoposaurus o Bernissartia, que eran los dominantes de los ecosistemas en aquel momento. “Lo que sí sabemos es que posiblemente el productor tenía unas extremidades delanteras más largas en relación con la longitud total del cuerpo, un centro de masas localizado más hacia adelante y una cola más ligera o corta que los actuales. Estos cocodrilos estarían mejor adaptados para la locomoción en medios terrestres”, concluye el investigador.

Este nuevo estudio es una muestra más de la importancia de las icnitas para reconstruir la locomoción de seres extintos y además un nuevo ejemplo de la importancia científica que tienen los yacimientos de las Tierras Altas de Soria.

eldiario.es

domingo, 15 de mayo de 2022

El misterioso robo de un panel único de rastros fósiles en los 'flysch' de Algeciras

  • El geólogo Francisco Torres descubre el hurto de un estrato de hace más de 23 millones de años con forma de malla hexagonal en la punta de San García
  • Agaden pide al Parque Natural del Estrecho y al Ayuntamiento que abran una investigación para descubrir la identidad del ladrón

El estrato geológico de Algeciras robado. / E.S.
El panel tenía unos seis metros cuadrados y llevaba ahí entre 34 y 23 millones de años, pero no fue hasta poco antes de la pandemia cuando el geólogo Francisco Torres se topó con él por casualidad. El hombre no daba crédito: ante sus ojos se extendía una especie de capilla Sixtina de la geología. Una superficie de piedra con una variedad única en la zona de rastros fósiles que hasta entonces había pasado desapercibida. El viernes pasado volvió con unos estudiantes para enseñárselo. De nuevo dejó el lugar sorprendido: faltaba un trozo considerable. El lunes regresó para hacer fotos del expolio y confirmó sus peores temores: se lo habían llevado entero.

Esta colección de icnofósiles (restos de la actividad de organismos labradas en la piedra durante millones de años) estaba situada en los flysch de Algeciras, unas curiosas formaciones rocosas modeladas por las corrientes marinas y el viento, de nuevo durante millones de años. En concreto se había formado en la costa del Parque del Centenario, Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo, en San García, justo debajo de los miradores instalados cuando se adecentó el lugar con motivo de centenario de la Conferencia de Algeciras y de la creación de la Junta de Obras del Puerto.

Como un cuadro en el que el tiempo ha dejado un registro geológico de la actividad biológica, estas impresiones surgidas sobre el sustrato por un organismo (pueden ser madrigueras, huellas, marcas de excrementos, de alimentación, etcétera) adquirieron en Algeciras un valor añadido. El panel robado pertenecía al género del Paleodictyon, cuya forma consiste en una malla formada por hexágonos, al modo de celdillas de abeja, y que supone en sí mismo un misterio para los geólogos. Lo explica el propio Paco Torres: "No se sabe a ciencia cierta qué organismo los generó ni cómo se crearon, aunque se han observado en zonas abisales es extrañísimo verlas en la costa".

El Paleodictyon podría ser un sistema de túneles donde proliferarían bacterias que servirían de alimento a un organismo bentónico (Los que habitan el fondo de los ecosistemas acuáticos) o una impresión creada por un organismo de la clase Xenophyophorea (organismos unicelulares gigantes presentes en gran número en los fondos abisales a gran profundidad). El caso es que nadie lo sabe.

Aparecieron en el registro marino geológico del Precámbrico/Cámbrico. El único resto de estas características en la zona, este de Algeciras, pertenecía al Oligoceno. Con una antigüedad entre 34 y 23 millones de años, por tanto.

Paco Torres estaba preparando, antes de la pandemia, un libro en torno precisamente a los flysch de Algeciras. Durante su investigación visitó el lugar y encontró "un estrato espectacular" que le dejó entusiasmado por su variedad. Cuando le plantearon en el instituto en el que trabaja realizar una salida con sus estudiantes quiso llevarlos allí. Con asombro comprobó que se habían llevado unos dos metros cuadrados. Este lunes volvió para hacer fotografías de la zona y ya había desaparecido entero.

Estaba bajo las estructuras de hormigón que a modo de cajas que enmarcan el paisaje del Parque Natural del Estrecho, una zona del litoral con formaciones rocosas que hacen imposible el acercamiento con algún tipo de embarcación y sin acceso tampoco con un vehículo por carretera. De modo que el ladrón dejar su coche en la puerta del parque del centenario, caminar hasta el lugar con algún tipo de maleta o mochila, extraer los trozos de piedra en placas de unos 20 o 30 centímetros y caminar de vuelta con ellas por el parque. Y eso, en al menos dos días.

En principio, Francisco Torres estaba convencido de que era alguien que sabía lo que hacía. Algún experto en geología, o al menos un aficionado, que simplemente se lo quería llevar a su casa o venderlo a alguien dispuesto a pagar un buen precio para reinstalarlo en un chalet. Ahora piensa que no, que es alguien al que, simplemente, le gustó la piedra y, sin saber qué cogía, se lo llevó. El motivo del cambio es que no solo robó la parte de los rastros fósiles, que es la que realmente tiene valor y ocupa como máximo un 10% del panel, sino todo entero. 

Torres le comentó el hurto a Javier Gil, portavoz de Agaden-Ecologistas en Acción, quien ante este "grave atentado contra el patrimonio natural", ha solicitado al director-conservador del Parque Natural del Estrecho y al Ayuntamiento de Algeciras que comience una investigación para intentar encontrar al culpable. También les pide "una mayor protección, vigilancia y educación a la sociedad". "Ambas entidades hacen alarde de los denominados Flysch del Estrecho, en la numerosa publicidad que realizan, sin embargo, no toman medidas para su protección.

Agaden también va a interponer una denuncia ante el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil.

"Desde el movimiento naturalista, hacemos un llamamiento a la sociedad por si ven restos de piedras con fósiles parecidos a los expoliados, que se pongan en contacto con las autoridades, ya que un patrimonio que era de todos para su disfrute in situ ha pasado a manos de unos pocos", denuncia.

¿Qué son los flysch?

Muchos algecireños y tarifeños los han visto desde siempre en sus costas, pero no todos son capaces de ponerle nombre a este capricho geológico de enorme valor capaz de generar un paisaje único. Se llaman Flysch y son una sucesión de estratos formados por rocas más duras y arcillas más blandas que a lo largo de millones de años han ido sedimentándose en el fondo del mar en un proceso conocido como corrientes de turbidez. La palabra nace de un dialecto alpino y quiere decir “terrenos que se deslizan”. Las corrientes marinas, las fuertes lluvias o, en determinados casos, movimientos sísmicos desplazan estos materiales originando avalanchas de arena y arenisca en el subsuelo marino. Este proceso continúa hasta que llega un momento en el que los materiales arenosos comienzan a asentarse y, posteriormente, sedimentarse. Primero se depositan los estratos más duros y luego las arcillas más blandas, dando lugar a grandes formaciones rocosas submarinas en las que habitan una gran variedad de animales como peces, artrópodos o gusanos, que han dejado la marca de sus huellas fosilizadas en la roca.

europasur.es

Un asombroso “camino de baldosas amarillas” en las profundidades del Pacífico

Científicos del buque ‘Exploration Vessel Nautilus’ han hallado un curioso sendero de piedra volcánica en Hawái a 600 metros bajo el mar

Los propios científicos hicieron alusión al conocido “camino de baldosas amarillas” que sigue Dorothy en El Mago de Oz al encontrar unas extrañas rocas con una forma impropia de las profundidades marinas durante una expedición en el océano Pacífico. Este curioso sendero, en realidad, se trata de un flujo fracturado de piedra volcánica que se forma durante las erupciones de alta energía. La propia tripulación del buque Exploration Vessel Nautilus mostraba su asombro en el momento del descubrimiento: “Es el camino a la Atlántida”, “es un acontecimiento realmente único”, comentaban algunos. Esta senda se encuentra en el interior del Monumento Nacional Marino Papahānaumokuakea, en Hawái, a 600 metros de profundidad en el mar.

En el vídeo que acompaña a esta noticia, se pueden observar las grabaciones de este equipo de investigación que han asombrado a la comunidad científica. Aseguran que lo más interesante es lo mucho que pueden aportar a la hora de entender de manera más precisa la “geología oculta de la Tierra”. En la página web de la tripulación, los investigadores explican que hace unos días detectaron lo que parecía “un lecho de lago seco” tras alcanzar el pico del monte submarino Nutka. Tras analizar el terreno, el equipo llegó a la conclusión de que se trataba de un tipo de roca volcánica que terminó desperdigada por el fondo marino dividida en numerosos fragmentos.

El principal objetivo de este equipo de investigación es recolectar todo tipo de muestras que ayuden a determinar tanto el origen geológico como la edad de los montes submarinos. Gracias a ello, los científicos podrán comprender mejor la formación de las islas del noroeste de Hawái, una de las áreas marinas de conservación más grandes que existen en todo el mundo y de la que tan solo se ha investigado un 3% de su superficie.

elpais.com

sábado, 14 de mayo de 2022

GANADORES DEL XIX CONCURSO DE POSTALES DEL MUSEO DE DINOSAURIOS 2022

  • Ya conocemos los ganadores del XIX Concurso de Postales del Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes
  • Los premios se entregarán el próximo domingo 22 de mayo en el Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes


MODALIDAD A
. En esta categoría participaban los menores hasta 15 años de edad. El ganador ha sido Marcelo Azevedo Contreras de Salas de los Infantes (Burgos) con la postal que lleva el lema: "El volante de los huesos”.




MODALIDAD B. En esta categoría participaban personas de 15 años en adelante. El primer premio lo ha obtenido Isabel Antolín Ovalle de León. Su trabajo se completaba con el lema: "Las huellas del pasado guían nuestras huellas hacia el futuro”.




MODALIDAD C. Esta categoría se reservaba para las personas con discapacidad. El primer premio lo ha obtenido Antonia Arranz del Centro de Día Mar de Pinares de Cuéllar (Segovia).










El jurado también ha otorgado distintos accésits en las tres categorías a: Carmen Abad (Salas de los Infantes), Irene Mozo (Mamolar), Jorge Vaquerizo (Zaragoza), Madolina Pirvu (CEE Puentesaúco-Burgos), Elisa Marinero (Centro de Día Mar de Pinares de Cuéllar, Segovia) y Markel Pascual (CCEE “El Alba” Autismo-Burgos).








El jurado ha estado formado por Verónica Álvarez del Colegio Público Fernán González de Salas de los Infantes, Ricardo Martínez del I.E.S. Alfoz de Lara de Salas de los Infantes y Rubén González Arroyo profesor de la Escuela Municipal de Dibujo de Salas de los Infantes.

Desde el Museo de Dinosaurios agradecemos un año más a los participantes que nos han hecho llegar sus más de 150 trabajos

¡Enhorabuena a todos!