viernes, 15 de enero de 2021

No sé de qué color pintar los dinosaurios

Post de: Roc Olivé, Docente de Illustra animales extintos

Como todo buen paleoartista, siempre debemos estar al día de las nuevas noticias que se publican sobre animales prehistóricos para no quedarnos desfasados en nuestros dibujos, y las investigaciones sobre el color de los dinosaurios son las que nos hacen salivar más y las que nos despiertan más emoción. Por otro lado, una de mis más grandes desilusiones fue cuando descubrieron el patrón de colores de Archaeopteryx, un ave primitiva del Jurásico. Siempre había creído que sería un pájaro colorido, así que en todas mis reconstrucciones, debido a que el jurásico era un período de clima tropical, siempre utilizaba de referencia aves tropicales, como los loros, dándole al extinto Archeopteryx patrones coloristas. ¡Cuál fue mi desilusión cuando de descubrí que era un animal de plumaje negro igual que un cuervo! ¡Menuda tristeza!

¿Pero realmente podemos conocer el color de los animales extintos? Hace una década la respuesta hubiera sido un NO casi rotundo, pero en los últimos años las nuevas tecnologías nos han permitido conocer el color de algunos animales extintos.

La investigación, dirigida por Michael Benton, de la Universidad de Bristol (Reino Unido), y publicada en 2010 en la prestigiosa revista Nature, arrojó nueva luz sobre el verdadero aspecto de algunas especies. Las indagaciones fueron posibles gracias al hallazgo de un fósil de 125 millones de años del dinosaurio con plumas Sinosauropteryx, en la Biota de Jehol (China), en unas condiciones excepcionalmente buenas. El fósil tenía una “pelusa” marrón a lo largo de su espalda que contenía restos de orgánulos con pigmentos coloreados, los cuales se confundieron en un principio con restos de bacterias o de filamentos subcutáneos. Sin embargo, el equipo de Benton constató que los orgánulos hallados en los fósiles no contenían colágeno, sino melanina. Esto llevó a constatar que se trataba de melanosomas preservados en el fósil.

Los melanosomas son los orgánulos celulares de los melanocitos, que contienen melanina, el pigmento responsable del color más común en la piel, pelo y ojos de los animales. Hay dos tipos básicos de melanosomas y el color que expresan es característico de su estructura y grado de evolución. Así, los eumelanosomas son alargados, presentan diferentes morfologías y fabrican y acumulan melaninas oscuras y pardas, mientras que los feomelanosomas son pequeños y redondeados y fabrican melaninas amarillentas y rojizas.

A partir de estos descubrimientos se han podido estudiar y colorear decenas de dinosaurios emplumados, incluso algunos restos de dinosaurios como Borealopelta o Psittacosaurus con un nivel de fosilización espectacular. Se han podido estudiar los orgánulos de las escamas y dotarlos también de color.

A pesar de lo bonito del relato y la felicidad que nos inunda a los paleoartistas, estudiar el color de los animales prehistóricos es muy costoso y en la mayoría de restos fosilizados donde solo podemos estudiar los huesos, descubrir el color es imposible.

En este punto debemos utilizar técnicas más expeditivas y mucho menos certeras como estudiar el hábitat y la alimentación de dichos animales prehistóricos y, por comparativa con animales actuales, colorearlos siguiendo patrones que ya conocemos. Por ejemplo: si tenemos un gran dinosaurio herbívoro de cuello largo, de piel gruesa y con un estilo de vida parecido a los actuales elefantes, es fácil suponer que su color no distará mucho del de los grandes herbívoros de la sabana.

A la hora de colorear aves prehistóricas, en el caso de que no presenten orgánulos en su registro fósil, es interesante basarnos en su alimentación, ya que las plumas rojas, naranjas o amarillas son teñidas por los carotenoides presentes en las frutas, el pescado o los crustáceos. Normalmente las aves de presa tienen plumas oscuras debido a las melaninas que las tiñen y por lo tanto no pueden ser de colores vivos. También, como es lógico, debido a su dieta los colores vivos serían poco óptimos para la caza… Podríamos seguir analizando cada caso concreto de animales prehistóricos, su hábitat y su alimentación y especular hasta el infinito, pero ya me he enrollado demasiado.

Gracias a los estudios recientes que se han realizado para conocer el color de algunos animales prehistóricos, los paleoartistas podemos saber que los dinosaurios tenían rallas o manchas, incluso si eran iridiscentes como el dinosaurio Caihong descubierto recientemente (ver ilustración). Esto nos ha abierto un mundo nuevo. Esperemos que en el futuro los científicos sigan coloreando la vida prehistórica.

cursos.ilustraciencia.com

Megalodón desarrolló sus dientes por hacerse enorme

La evolución de los dientes en el tiburón prehistórico gigante Megalodon y sus parientes fue un subproducto de volverse enorme, en lugar de una adaptación a nuevos hábitos de alimentación.   

Otodus megalodon depredando la ballena Cethoterium - 
HUGO SALAIS, METAZOA STUDIO  
Es la conclusión de un estudio pionero realizado por investigadores de la Universidad de Bristol.

El icónico Megalodon extinto fue el tiburón más grande que jamás haya vagado por los mares. Su nombre se traduce como 'diente grande', haciendo referencia a sus enormes dientes, que representan los restos fósiles más abundantes de la especie. Son anchos y triangulares, nada que ver con los dientes curvos en forma de cuchilla de los parientes más cercanos de Megalodon.

Se ha pensado tradicionalmente que las diferencias en la forma de los dientes observadas en este grupo de tiburones gigantes reflejan un cambio en la dieta. Mientras que los parientes más antiguos probablemente usaban sus dientes para perforar presas pequeñas y de rápido movimiento como los peces, lo más probable es que Megalodon los usara para morder grandes trozos de carne de mamíferos marinos o desmembrar a esas presas con poderosos movimientos laterales de la cabeza.

En el nuevo estudio publicado en la revista Scientific Reports, los científicos utilizaron herramientas computacionales para comprender cómo funcionaban las denticiones de estos tiburones mega-dientes durante la alimentación.

Antonio Ballell, doctorando de la Facultad de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Bristol, dijo: "Aplicamos técnicas de ingeniería para simular digitalmente cómo las diferentes formas de los dientes manejan las fuerzas de mordida y las cargas resultantes de los movimientos laterales de la cabeza.

"Este método, llamado Análisis de Elementos Finitos, se ha utilizado anteriormente para comprender cómo de resistentes son las diferentes estructuras biológicas bajo fuerzas específicas. Esperábamos encontrar que los dientes de Megalodon podrían resistir las fuerzas mejor que los de sus parientes mayores y más pequeños. Sorprendentemente, cuando eliminamos el tamaño de los dientes de las simulaciones, recuperamos el patrón opuesto: los dientes de Megalodon son relativamente más débiles que los dientes más gráciles de otros tiburones medadentados", expuso.

El doctor Humberto Ferrón, investigador postdoctoral y coautor del estudio, dijo: "Nuestros resultados pueden parecer contrarios a las interpretaciones funcionales tradicionales de las denticiones de este grupo de tiburones gigantes. Creemos que otros procesos biológicos podrían ser responsables del cambio evolutivo en sus denticiones.

"Por ejemplo, las modificaciones en la forma de los dientes que ocurrieron de las especies más antiguas y pequeñas a las de las formas más grandes y más recientes como Megalodon son muy similares a las observadas a lo largo del crecimiento de Megalodón.

"Es decir, los individuos juveniles de Megalodon tienen dientes que se asemejan a los de los tiburones megadentados más viejos. Así, en lugar de la especialización en la alimentación, pensamos que la adquisición de su gigantesco tamaño corporal fue responsable de la evolución de los peculiares dientes de Megalodon".

europapress.es

Fósiles de tejidos blandos desentrañan un misterio para Darwin

Fósiles notablemente bien conservados están ayudando a los científicos a desentrañar un misterio sobre los orígenes de los primeros animales que desconcertó a Charles Darwin.

Trabajo de campo para localizar los fósiles del estudio - 
Universidad de Edimburgo
El análisis de los restos de 547 millones de años ha permitido a los investigadores rastrear la ascendencia de algunos de los primeros animales del mundo más atrás que nunca. Su estudio ha descubierto el primer vínculo conocido entre los animales que evolucionaron durante la llamada Explosión Cámbrica hace unos 540 millones de años y uno de sus primeros ancestros.

Hasta hace poco, se sabía poco sobre los orígenes de los animales que evolucionaron durante el evento Cámbrico debido a la falta de evidencia fósil bien conservada.

Los misteriosos orígenes de los animales que evolucionaron en este momento, cuando la diversidad de la vida en la Tierra aumentó rápidamente, dando lugar a casi todos los grupos de animales de hoy en día, desconcertaron al naturalista del siglo XIX Charles Darwin. A menudo se lo conoce como el dilema de Darwin.

Antes del nuevo estudio, había resultado difícil rastrear vínculos con animales anteriores porque sus tejidos blandos, que proporcionan pistas vitales sobre la ascendencia de los animales, casi siempre se rompen con el tiempo. Durante el trabajo de campo en Namibia, científicos de la Universidad de Edimburgo desenterraron los restos fósiles de animales diminutos, conocidos como Namacalathus, que se asemejan a un alfiler sujeto a un tallo corto.

Utilizando una técnica de imágenes de rayos X, el equipo encontró algunos de los tejidos blandos de los animales inmaculadamente conservados dentro de los fósiles por un mineral metálico llamado pirita. Hasta ahora, los científicos solo habían identificado restos esqueléticos de Namacalathus.

El estudio de los tejidos blandos y su comparación con los de los animales que evolucionaron más tarde reveló que Namacalathus fue un antepasado temprano de las especies que aparecieron durante la Explosión Cámbrica. Entre ellos se encuentran tipos de gusanos y moluscos prehistóricos.

El estudio fue publicado en la revista Science Advances

La profesora Rachel Wood, de la Escuela de Geociencias de la Universidad de Edimburgo, dijo en un comunicado: "Estos son fósiles excepcionales, que nos dan una idea de la afinidad biológica de algunos de los animales más antiguos.

"Nos ayudan a rastrear las raíces de la Explosión Cámbrica y el origen de los grupos de animales modernos. Tal preservación abre muchas nuevas vías de investigación en la historia de la vida que antes no eran posibles".

europapress.es

martes, 12 de enero de 2021

'Si por los Pinares andas', con Fidel Torcida, sobre dinosaurios

Tu Voz en Pinares con Chusja Andrés y Paco Rejas

Con Beatriz Montero, David García, Chusja Andrés y Paco Rejas
En el recorrido radiofónico por Pinares hacemos parada en el Museo de Dinosaurios, y charlamos con el director, Fidel Torcida, sobre la mejor opción para la ubicación de unas nuevas y más amplias instalaciones.

https://www.tuvozenpinares.com/articulo/Potcast/pinares-andas-fidel-torcida-dinosaurios-oscar-sanchez-profesor-modulo-madera/20210111195159030214.html (0:54-12:25)

tuvozenpinares.com

Megalodón paría crías caníbales de tamaño humano

Megalodón, el ancestro gigante de los tiburones, daba a luz bebés más grandes que la mayoría de los humanos adultos, que probablemente crecían al comer huevos sin eclosionar en el útero.

Estudio de vertebras de fósil de megalodón ha revelado su tamaño al nacer
- SHIMADA ET AL./HISTORICAL BIOLOGY 
  
Una nueva investigación que arroja luz sobre la biología reproductiva, el crecimiento y la esperanza de vida de Megalodon (formalmente llamado Otodus megalodon) aparece en la revista internacional Historical Biology.

Aunque Otodus megalodon suele retratarse como un tiburón monstruoso de gran tamaño en novelas y películas como la película de ciencia ficción de 2018 "The Meg", los datos científicos respaldan una estimación más modesta pero aún impresionante de unos 15 metros para los individuos más grandes actualmente conocidos.

El estudio indica que, desde el momento del nacimiento, Megalodon ya era un pez grande, señaló Kenshu Shimada, paleobiólogo de la Universidad DePaul en Chicago y autor principal del estudio.

"Como uno de los carnívoros más grandes que jamás haya existido en la Tierra, descifrar tales parámetros de crecimiento de O. megalodon es fundamental para comprender el papel que juegan los grandes carnívoros en el contexto de la evolución de los ecosistemas marinos", dijo Shimada.

Otodus megalodon --que pobló los mares entre hace 15 y 3,6 millones de años-- tiene un rico registro fósil, pero su biología sigue siendo poco conocida como la mayoría de los otros tiburones extintos porque el pez cartilaginoso se conoce principalmente solo por sus dientes. Sin embargo, se conocen algunos restos de vértebras gigantes, dijo Shimada.

Los investigadores utilizaron una técnica de tomografía computarizada para examinar 'bandas de crecimiento' incrementales supuestamente registradas anualmente (análogas a los anillos de los árboles) en un espécimen vertebral de Megalodon alojado en el Real Instituto Belga de Ciencias Naturales de Bruselas. Con unas medidas de hasta 15 centímetros (6 pulgadas) de diámetro, se estimó anteriormente que las vértebras procedían de un individuo de unos 9 metros (30 pies) de longitud según las comparaciones con las vértebras de los grandes tiburones blancos modernos, según los investigadores.

CANIBALISMO EN EL ÚTERO   

Las imágenes de TC revelan que las vértebras tienen 46 bandas de crecimiento, lo que significa que el fósil de Megalodon de 9 metros murió a los 46 años. Al calcular la longitud de su cuerpo cuando se formó cada banda, la investigación sugiere que el tamaño del tiburón al nacer era de aproximadamente 6.6 pies (2 metros) de longitud, un resultado que sugiere que Megalodon dio a luz a posiblemente los bebés más grandes del mundo de los tiburones. Estos datos también sugieren que, como todos los tiburones lamniformes actuales, el Megalodon embrionario creció dentro de su madre al alimentarse de huevos sin eclosionar en el útero, una práctica conocida como oofagia, una forma de canibalismo intrauterino.

"Los resultados de este trabajo arrojan nueva luz sobre la historia de vida de Megalodon, no solo cómo creció Megalodon, sino también cómo se desarrollaron sus embriones, cómo dio a luz y cuánto tiempo pudo haber vivido", dijo el coautor Becker.   

Aunque probablemente sea energéticamente costoso para la madre criar embriones tan grandes, los recién nacidos tienen una ventaja porque su gran tamaño reduce las posibilidades de ser devorados por otros depredadores, dijo Shimada.

europapress.es 

Huellas únicas de dinosaurios del Cretácico encontradas en China

Más de 240 huellas de dinosaurios fosilizadas han sido identificadas por paleontólogos en Fujian, este de China, primeros rastros de actividad de dinosaurios encontrados en la provincia.

Huellas de dinosaurio encontradas en Fujian - PEOPLE'S DAILY   
El sitio de huellas de dinosaurios en el condado de Shanghang, que cubre un área de unos 1.600 metros cuadrados, es el sitio más grande y diverso descubierto en China que se remonta al período Cretácico Superior, según los científicos.   

Las huellas de 80 millones de años en el condado de Shanghang fueron dejadas por al menos ocho tipos de dinosaurios, incluidos saurópodos, terópodos grandes y pequeños y ornitópodos, dijeron científicos en una conferencia de prensa celebrada en Fuzhou, capital de Fujian, el martes.   

"A juzgar por el tamaño de las huellas, que tenían de 8 a 55 cm de largo, las longitudes de los dinosaurios oscilan entre 1 metro y 10 metros", dijo Xing Lida, miembro del equipo de investigación y profesor asociado de la Universidad de Geociencias de China, citado por Xinhua.

Las huellas incluyen huellas de tres dedos dejadas por terópodos carnívoros, que se destacaban con marcas de garras afiladas; huellas de saurópodos que se asemejan a grandes hoyos redondos; y otras marcas de tres dedos "que parecen hojas de trébol" dejadas por los hadrosaurios, dijo el investigador.

El hallazgo es de particular importancia dada la escasez de huellas de dinosaurios del Cretácico Superior en China, agregó.   

El sitio también reveló huellas de más de 30 cm que fueron dejadas por Deinonychosauria, el primer hallazgo de este tipo del dinosaurio del Cretácico Superior en todo el país, según Xing.

El análisis geológico del sitio, que estaba bien conservado cuando se descubrió, sugiere que los dinosaurios habían estado comiendo y bebiendo a lo largo de un lago, dijeron los científicos.

"Se podrían descubrir más fósiles de dinosaurios, incluidas huellas, huesos o huevos en la provincia en el futuro", dijo Peng Guangzhao, un paleontólogo veterano y ex curador del Museo de Dinosaurios de Zigong, quien ayudó a identificar el descubrimiento.

Los funcionarios locales dijeron que el sitio está bajo estricta protección y vigilancia, mientras que las autoridades llevan a cabo planes a largo plazo para seguir descubriendo y preservando los fósiles.

europapress.es

sábado, 9 de enero de 2021

¿Los dinosaurios empollaban sus huevos? Eso reveló un fósil

Un estudio reciente arrojó que los grandes dinosaurios también se sentaban sobre sus huevos para incubarlos y comenzar con el respectivo proceso de gestación.

Pixels
El desarrollo de los dinosaurios es todo un tema de debate y de investigación, por lo que científicos continúan con la búsqueda de pruebas al respecto. En relación a esto, recientemente encontraron huellas de que posiblemente los dinosaurios de gran tamaño también se encargaban de empollar sus huevos, según lo reveló un fósil.

De acuerdo con un estudio publicado en Science Bulletin, cerca de la población de Ganzhou, China, se encontró un fósil de un oviraptor que reveló algunos detalles sobre la forma en que cuidaban de sus crías en desarrollo.

Se trata de un fósil de dinosaurio no aviar (es decir, que no tiene algún parentesco con las aves vivas que empollan sus huevos) que se encontraba sentado sobre su propia nidada de huevos, los cuales todavía contenían restos embrionarios.

Dentro del estudio se mencionó que estos mismos huevos se encontraban en diferentes etapas de gestación, por lo que se especula que, de haber sobrevivido, eclosionarían en diferentes momentos.

Por su parte, Shundong BI, profesor de la Universidad de Indiana en Pensilvania y autor de este estudio, aseguró que es la primera vez que se encuentra un dinosaurio oviraptórido de esta manera, sentado sobre sus huevos con embriones a pesar de su peso.

"Esta no es la primera vez que se encuentra un oviraptórido de esa manera, ni estos son los primeros embriones oviraptóridos, pero es la primera vez que se encuentra un adulto encima de huevos con embriones. También es el primer oviraptorido anidado que se descubre fuera del desierto de Gobi"

Cabe señalar que, en un principio se pensaba que el sentarse sobre los huevos para incubarlos sobre era parte del desarrollo de las especies aviarias; sin embargo, estos hallazgos en los dinosaurios no aviarios han originado nuevas propuestas de teorías sobre el crecimiento y comportamiento de los dinosaurios.

En relación a las diferentes etapas en las que se encontraban los huevos, los científicos señalaron que se trataba de un fenómeno llamado como eclosión asincrónica, la cual es poco común en las aves modernas.

adn40.mx