miércoles, 18 de agosto de 2010

Farlow investiga el apetito de los dinosaurios

Hasta 100 dinosaurios podían haber vivido dentro del neoyorquino Central Park según estimaciones de los paleontólogos.
Así lo aseguran James Farlow y sus colegas de la Universidad de Indiana en Estados Unidos. Farlow, (que visitará de nuevo Salas este septiembre en las V Jornadas de Paleontología de dinosaurios y su entorno), y sus colegas han trabajado sobre las necesidades de alimentos y recursos de una población de dinosaurios conservada en los conocidos depositos de la Formación Morrison enclavada en Colorado, Utah y Wyoming.
Datada hace unos 150 millones de años, cerca del final del periodo Jurásico, la formación Morrison cuenta con muchos de los gigantes de cuello largo llamados saurópodos.
También se han encontrado cícadas y helechos fósiles, lo que ha prmitido a Farlow y colegas estimar cuanta comida había disponible para los herbívoros jurásicos.
En una capa, contaron 135 ejemplares de saurópodos - incluyendo 31 Apatosaurus, el gigante antes conocido como Brontosaurus .
Estos grandes herbívoros cuentan para la biomasa mucho más que las pequeñas criaturas en esta región , incluido sus propias crías, y habrían engullido la mayor parte de los alimentos disponibles .
Calcular apetitos de dinosaurio fue una tarea un poco más complicada porque su metabolismo no se conoce.
Si eran de sangre caliente como los mamíferos , sus necesidades serían similares a los de los hipopótamos y los elefantes modernos - aunque sus tamaños más grandes pudieron haberlos hecho algo más eficiente energéticamente.
Farlow calcula que un kilómetro cuadrado podría alojar sólo unos pocos saurópodos adultos con metabolismo de los mamíferos.
Pero si ellos hubieran un metabolismo lento de sangre fría como los lagartos , podrían haber sobrevivido con una dieta mucho más escasa, y la misma zona podría tener decenas de los gigantes.

En una zona del tamaño de Central park pudieron vivir varios sauropodos adultos de sangre caliente o quizás más de 100 si fueron de sangre fría.