jueves, 29 de diciembre de 2011

Unas icnitas de hace 500 millones de años...

Hace 505 millones de años una artrópodo anduvo sobre los sedimentos del fondo de un primitivo mar tropical. Sobre el blando suelo dejó las marcas con sus múltiples patas que fosilizadas nos han llegado a nuestros días y, gracias a las fuerzas tectónicas, llegaron a los 2300 metros sobre el nivel de mar, en lo que hoy es Canadá.



Se trataba de un Tegopelte gigas, un artrópodo de unos 30 cm de longitud con un total de 33 patas.


Tegopelte gigas tenía un caparazón blando y carecía de segmentos, está levemente emparentado con los cangrejos de herradura y los milpiés y que pertenece al mismo grupo que los trilobites.

El análisis de estas huellas ha permitido a los investigadores averiguar cómo caminaba este animal.Tegopelte era capaz de moverse rápidamente por el fondo del mar mientras sus patas tocaban el sedimento sólo brevemente. Estos restos fósiles también indican que era capaz de hacer giros bruscos.

El estudio apoya la idea de que este animal era un carnívoro activo en la cumbre de la pirámide alimenticia.


Fueron investigadores del la Universidad de Saskatchewan y el Museo real de Ontario los que publicaron un estudio en el que analizaban las que parecen ser unas de las primeras icnitas conocidas

La flecha

No hay comentarios: