domingo, 6 de marzo de 2016

Luz verde para perforar el cráter del asteroide que mató a los dinosaurios

Ilustración del cráter Chicxulub / Detlev van Ravenswaay (Science Source)

Tras 21 años de mapeos, estudios satelitales, proyecciones ecográficas, tomas de muestras y análisis de rocas en la península de Yucatán, los científicos están listos para perforar el cráter de Chicxulub —el lugar donde impactó el asteroide de más de diez kilómetros de diámetro que mató a los dinosaurios.
Un meteorito, y no las erupciones volcánicas, provocó la extinción masiva de los dinosaurios
La comunidad de científicos durante muchos años ha vivido un debate para determinar, exactamente,…
El cráter de Chicxulub, enterrado al noroeste de la península de Yucatán, mide 180 kilómetros de diámetro y fue descubierto en 1970 por tres geofísicos que buscaban yacimientos de petróleo. Fue causado por un asteroide hace 65 millones de años. Un estudio reciente ha reafirmado que fue ese impacto lo que mató a los dinosaurios, entre otras especies. El asteroide generó una ola de calor que alcanzó temperaturas de 500 grados y levantó una nube de polvo que cubrió todo de oscuridad, deteniendo la fotosíntesis de las plantas.

Una inversión de más de 10 millones de dólares, proveniente de fondos internacionales, permite que los planes de perforar el cráter salgan adelante. El Proyecto Científico de Perforación del Cráter de Chicxulub está conformado por treinta especialistas de distintas disciplinas —geofísicos, geólogos, paleontólogos, biólogos, expertos en investigación molecular y en ciencias planetarias— y de distintos países del mundo —entre ellos México, España, Estados Unidos y Puerto Rico. 


La perforación, que utilizará técnicas de ingeniería petrolera, está prevista para la primavera de 2016 con una duración de dos meses. El proyecto tiene como meta entender el evento que produjo la extinción masiva y el restablecimiento de la vida que permitió a los mamíferos reinar en la Tierra. Al estar bien preservado, las rocas del cráter de Chicxulub ayudarán a entender también la mecánica y el proceso de formación de este tipo de impactos (el de Yucatán es el único cráter de anillos concéntricos, un accidente común en la Luna y en Marte).

Pero además, el proyecto ayudará a estudiar el cambio climático a través de los tiempos. Es una oportunidad de analizar un cambio muy abrupto en la temperatura del planeta. Conocer la variación del sistema climático nos ayudará a entender mejor el cambio climático actual, aunque el de ahora se deba a otras razones. [vía Animal Político, El País]

Matías S. Zavia

3 comentarios:

Gunilla Nilsson dijo...

Muy interesante. .?Donde puede leer sobre el resultado del investigaciones?
Saludos,
Gunilla Nilsson de Torrevieja

Fundaciondinosaurioscyl Salas de los Infantes dijo...

Está prevista para la primavera de 2016 con una duración de dos meses para completarse. Estaremos atentos a los diferentes medios que puedan hacerse eco de la noticia. Un saludo, Gunila.

Fundaciondinosaurioscyl Salas de los Infantes dijo...

Científicos de la Universidad de Texas, la Universidad Nacional Autónoma de México y el Programa Internacional de Descubrimiento del Océano planifica comenzar a perforar en abril.
Saludos.